Odoo y la innovación disruptiva

Para muchos expertos en comunicación principalmente de las llamadas Generación X y Millenials, la figura de Clayton Christensen, profesor de Harvard, es un referente mayúsculo. Su libro El dilema del innovador ha sido y es referencia constante en el debate sobre la deriva del periodismo, sin embargo, su lectura obligatoria se gesta en el mundo de la empresa y es omnipresente en la discusión de la transformación digital.

Odoo • Imagen y texto

Es precisamente aquí donde muchos de los ejemplos que aborda Christensen nos vienen a la mente al hablar sobre Odoo, un software de gestión empresarial (ERP) que está creciendo un 70% anual y que ha pasado de tener 200 a cerca de 2.000 empleados en muy pocos años para prestar servicios en empresas de 175 países en todo el planeta.

Viene a decir Christensen - grosso modo-  que muchas grandes compañías acaban cediendo su rol en el mercado y hasta sectores enteros se transforman cuando, centrados en hacer crecer su producto y mejorarlo, se olvidan de mirar por el retrovisor y les adelanta por la derecha una nueva corriente que ve el producto como un vehículo cambiante y vuelcan entonces su esfuerzo en resolver necesidades del cliente trabajando en su flexibilidad y adaptabilidad. Extrapolado a la comunicación, es lo que se conoce como entender a las audiencias (en este caso a los empresarios).

En un mercado copado hasta ahora por los ERPs tradicionales (SAP, SAGE, Dynamics...) dependientes de gigantes como Oracle o Microsoft, posiblemente Odoo está representando una de esas amenazas que Christensen llama “innovaciones disruptivas”, un producto surgido de la observación y la modestia, que de aspirar a pequeñas transformaciones y basado en un coste asequible, ha ido ascendiendo en el mercado para convertirse en una alternativa real que ya da servicio a muchos negocios, con unos altos estándares de calidad y a precios mucho más competitivos.

Compartir

Impulsar el teletrabajo con éxito es posible con la herramienta adecuada